Té Desteinado

El dióxido de carbono es el método más natural de descafeinado del té, ayuda a mantener su perfil de sabor y a eliminar el contenido de cafeína sin alterar ningún beneficio potencial para la salud. Este método no es tóxico y generalmente es más caro, pero es el mejor para preservar la composición del té.
Las hojas de té se someten a alta presión y altas temperaturas hasta que el dióxido de carbono alcanza el estado supercrítico. En este punto, el dióxido de carbono se transforma en disolvente y atrae las moléculas de cafeína de las hojas. Con una reducción en el contenido de flavanol y antioxidantes, todavía hay suficiente presente para ofrecer beneficios potenciales para la salud.

Entradas relacionadas

Responder
1
¿Necesitas ayuda?