Té Amarillo

China es el único país donde se cultiva de forma habitual. Su procesamiento está entre medio del té blanco y el té verde, tiene una coloración algo amarillenta, tanto en sus hojas como en el resultado final de la infusión. El proceso de elaboración del té amarillo, tras su cosecha a mediados de marzo, cuando las hojas y los brotes aún están tiernos, empieza igual que el té verde. Se trata de detener el proceso de oxidación seguido de una fermentación no enzimática en la que el té se envuelve o apila mientras todavía está húmedo durante 2 o 3 días, lo que hace que el té amarillo adquiera su sabor suave y su color amarillo. En principio su uso estaba solo destinado al consumo de la familia imperial y clases sociales más altas, fue llamado “el té de las cinco dinastías”.

Entradas relacionadas

Responder
1
¿Necesitas ayuda?